February, 2014

Kyle Bean, transformador de la materia

Lo dice la ley de conservación de la masa que acuñaron el científico ruso Mijaíl Lomonósov y el químico francés Antoine Lavoisier en el SXVIII: “La materia no puede ser creada ni destruida, solo transformada”. Esa es también la máxima del británico Kyle Bean, artista y diseñador.

I’m the eye in the sky

Mark Zuckerberg ha comprado WhatsApp por 13.800 millones de euros. En TV3 comentan que así, “ahora no sólo tendrá acceso a la vida privada de sus usuarios si no también a sus comunicaciones personales”. Cáspita, qué miedo…¿Es que Zuckerberg es una especie de virus que se propaga fuera de control? Quizá sería hora de que nos hiciéramos lo suficientemente mayores como para aprender a aprovecharnos de las muchísimas ventajas de las redes sociales y, en caso que nos importe salvaguardar nuestra vida privada y la de los demás, evitemos el mero exhibicionismo.

ego

El síndrome de Hibris…¿es contagioso?

David Owen, médico neurólogo de formación, fue por dos veces ministro laborista en Gran Bretaña bajo el mandato de Tony Blair, primero con la cartera de Sanidad y luego con la de Asuntos Exteriores. Hace unos pocos años hizo popular el término “síndrome de Hibris” en referencia al ego desmedido que sufren muchas personas cuando ostentan cargos de poder. ¿Será contagioso?

Shirley Temple

Bye bye Shirleys Temples

Cuando los padres de Shirley Temple decidieron convertirla en una “child star” y destrozarle la niñez, Internet todavía no existía. Lo hicieron porque la niña “era muy graciosa” ante la cámara y, mientras, se embolsaron un montón de dinero. Hoy hay padres que lo hacen … ¡y sin cobrar!

flip flop elephant

Chanclas a mogollón

Estos elefantes tan colour-power fueron en su día chanclas de playa que terminaron abandonadas en las playas de Kenia. La asociación Ocean Sole recicla 400.000 al año y las convierte en esculturas de lo más vistosas.

PhrominaSlider

Phronima Power

Dicen que probablemente Phronima fue la inspiración de los creadores de Alien.Si al famoso monstruo alienígena del que nos libramos gracias a súper Ellen Ripley le daba por reventar la caja torácica de su pobre hospedador, a Phromina le molan sutilezas similares. La víctima, una criatura gelatinosa llamada salpa.