October, 2014

Be water, my friend: think grey

Edward O. Wilson, fantástico ser humano, acaba de publicar su último libro, titulado ni más ni menos The Meaning of Human Existence. Wilson, de 85 años, es un extraordinario biólogo estadounidense que, además de ser el “pope” de la mirmecología o estudio de las hormigas, ha colaborado en la difusión del término biodiversidad, sobre la que nos ha iluminado largo y tendido en muchas de sus obras, como por ejemplo en la magnífica La diversidad de la vida. Wilson es uno de esos científicos humanistas que, a fuerza de transitar por los senderos de la ciencia, se ha ido interesando cada vez más por la etología de la especie humana. Está claro, opina, que, al contrario que las hormigas, las termitas o las abejas, no funcionamos como un superorganismo. Los humanos nos hemos aferrado a la individualidad, un posicionamiento que ha posibilitado la optimización de nuestro potencial creativo pero que nos conduce a la extrema desigualdad y a la destrucción del medio ambiente.

Caño Cristales: El río que escapó del paraíso

Caño Cristales es un río colombiano que exhibe una auténtica paleta de colores a su serpenteante paso por el Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena. Azotado durante muchos años por los conflictos bélicos con las FARC, hoy el territorio vive tiempos más tranquilos. He tenido el placer de escribir el artículo que acompaña las magníficas fotos de Olivier Grunewald, y ha sido publicado en National Geographic en octubre 2014