Herschel

La inalcanzable belleza de una refinera galáctica

La nebulosa Cabeza de Caballo ( Horsehead nebula ) fue observada por primera vez en 1888 desde el Observatorio del Harvard College de Estados Unidos y gracias a su característico perfil, que recuerda la cabeza de un equino, se ha convertido en uno de los objetos celestes más conocidos entre los astrónomos.Los sorprendentes niveles de hidrocarburos detectados en la nebulosa han dejado atónitos a los investigadores , que han estimado que dentro de este cabeza de caballo hay 200 veces más hidrocarburos que agua hay en la Tierra.