Stanford

Energía sin cables

El petróleo , y por tanto el combustible que sustenta casi todos los medios de transporte , nunca más volverá a ser barato y no vamos a hablar aquí de los problemas derivados de las emisiones de CO2 . Los coches eléctricos evolucionan sin cesar y su precio es cada vez más asequible. Pero hoy por hoy , la red de puntos de carga es peor que insuficiente y circular con un coche 100% eléctrico puede convertirse en un pesadilla si no tenemos al alcance una buena infraestructura de abastecimiento energético.